Para crecer necesitábamos un Palacio

fachada 300x200

 

 

 

 

 

 

 

 

En el Palacio Montero funcionó el mítico Sorocabana.

Fue construido en el año 1925 a partir del proyecto del ingeniero Alberto Trigo. Se trata de una pieza arquitectónica hija de la belle epoque.

Alguna vez fue centro de reuniones de políticos, periodistas, intelectuales, poetas, soñadores, estudiantes y bohemios.

Ahora será el centro del verbo crecer.

Producción Editorial